fbpx
Labioplastia2019-03-04T16:29:31+00:00

LABIOPLASTIA

clock-intervencion-icono

consulta-icono

hospitalizacion-icono

anestesia-icono

recuperacion-icono

resultados-icono

Muchas mujeres luchan contra el exceso de piel en sus labios vaginales internos (también conocidos como labios menores). La labioplastia es un procedimiento que se realiza bajo anestesia local y está indicado para resolver este problema.

A diferencia de otros procedimientos que solo se centran en la extracción del tejido, este en particular puede usarse tanto para agregar como para eliminar grasa, pero está más centrado en la reducción de los labios menores.

El injerto de grasa generalmente se utiliza en los casos en que no se recomienda la escisión de la piel (por ejemplo, en el caso de la flacidez de los labios mayores). La anestesia general se usa en los procedimientos para agregar volumen a los labios mayores. Es importante señalar que la cirugía de labioplastia aborda los problemas estéticos en lugar de los problemas funcionales. En otras palabras, no aprieta la vagina sino que trata su apariencia externa.

Si se está preguntando si es una candidata apta para este procedimiento, es posible que desee echar un vistazo a las siguientes condiciones:

  • Las mujeres que experimentan problemas debido a los labios agrandados, como pellizcos o tirones
  • Mujeres que no están satisfechas con el atractivo estético de su vagina
  • Mujeres que no se sienten cómodas y son conscientes de sus regiones íntimas

Pasos de preparación

Como con la mayoría de los otros procedimientos, el primer paso es una consulta con uno de nuestros médicos. Le harán una serie de preguntas que debe responder honestamente porque son de un valor esencial para los próximos pasos. Algunas de estas preguntas podrían ser:

  • ¿Por qué quiere someterte a un procedimiento de labioplastia?
  • ¿Cuáles son sus metas y expectativas?
  • ¿Conoce los riesgos que acompañan a este procedimiento?
  • ¿Tiene antecedentes de abuso de sustancias, incluidas drogas, alcohol y tabaco?

Es de suma importancia que siga las instrucciones y los consejos que le da el cirujano para mantener sus posibilidades de éxito lo más altas posible y minimizar las posibilidades de complicaciones imprevistas.

El procedimiento

La labioplastia es un procedimiento bastante simple y se realiza de manera rutinaria en un par de horas. Consiste en un procedimiento de corte en el que se extrae el tejido adicional y se cose directamente. Los pliegues adicionales en la región del clítoris también pueden reducirse durante la cirugía. El cierre se realiza habitualmente con suturas absorbibles.
No existen otros riesgos inherentes que los habituales, como sangrado imprevisto, infección y hematoma. Sin embargo, si bien el vector de riesgo es algo trivial, aún debe tener en cuenta las posibles complicaciones. Uno de los principales beneficios de este procedimiento en particular es la falta de cicatrices después de la cirugía.

La recuperación

La mayoría de las mujeres deben tomar al menos una semana de descanso para recuperarse y reducir la hinchazón y el dolor, ya sea con la ayuda de medicamentos o utilizando bolsas de hielo. En cuanto al uso de tampones y la práctica de relaciones sexuales, puede continuar con eso después de cuatro a seis semanas. La hinchazón residual puede tardar hasta seis meses en desaparecer.

Los resultados

Este procedimiento típicamente resulta en labios menores más cortos. La mayoría de las mujeres que han luchado con incomodidad, pellizcos y tirones encontrarán esta cirugía aliviadora y revolucionaria. De hecho, la labioplastia tiene un alto índice de éxito y satisfacción de hasta el 90%, según estudios recientes.

¡Llámenos y programe una consulta hoy!