Lifting temporal2019-03-26T18:01:08+00:00

LIFTING TEMPORAL

clock-intervencion-icono

consulta-icono

hospitalizacion-icono

anestesia-icono

recuperacion-icono

resultados-icono

Un lifting facial, conocido clínicamente como ritidectomía (del griego rhytis «arrugas» y ektome «extirpación»), es un tipo de cirugía estética facial que se utiliza para rejuvenecer, revitalizar y regenerar la región facial y superior del cuello. Existen múltiples procedimientos y técnicas quirúrgicas, y por lo general implican eliminar el exceso de piel y estirar el tejido subyacente, lo que reduce la flacidez y el pliegue de la piel en las mejillas y la mandíbula del paciente.

El lifting facial temporal (o mini) es una cirugía facial que se dirige a la región del rostro desde el párpado inferior hasta el primer tercio del cuello, ya que esta región facial muestra los primeros y más agresivos signos de envejecimiento que se manifiestan en forma de piel flácida con pérdida de elasticidad, arrugas y músculos faciales flojos. La cirugía de lifting facial puede ayudar a revertir los efectos dañinos del tiempo y el estrés. Por otra parte, la cirugía de lifting facial completo también se ocupa de la frente, las arrugas alrededor de los ojos y toda la región del cuello.

El procedimiento

Cada procedimiento que llevamos a cabo en la Clínica Adcure comienza con una visita y una conversación completa con uno de nuestros cirujanos plásticos y reconstructivos. El médico evaluará su condición en relación con sus expectativas y le informará sobre todos los riesgos relacionados con el procedimiento, y nuestro personal médico se encargará de brindarle instrucciones médicas relacionadas con el procedimiento.

El procedimiento en sí está diseñado con la idea de dejar la cicatriz más pequeña posible y levantar la menor cantidad de piel y tejido subyacente posible, ya que es vital para el aspecto natural de la cara después de la cirugía. La cirugía de estiramiento facial temporal consiste en elevar la piel y tensar los tejidos y músculos subyacentes.

Se realiza una incisión limitada, mínimamente visible en la parte superior, directamente en la parte frontal y detrás de la oreja del paciente, que no se extiende hasta la línea inferior del cuero cabelludo. La piel se levanta y los músculos que normalmente se deslizan por el hueso facial se dirigen hacia la oreja y, junto a ellos, una parte del tejido adiposo vuelve a su posición natural anterior. El exceso de piel se elimina y, si es necesario, también se levanta la parte superior del cuello.

La cirugía generalmente toma de dos a tres horas y se realiza con anestesia local, que adormece sólo una parte de su cuerpo, pero según el caso, a veces se recomienda la sedación general.

En manos experimentadas de nuestros cirujanos aquí en Adcure, el procedimiento es indoloro y sencillo, al igual que el proceso de recuperación.

La recuperación

Después de la cirugía facial, el paciente puede sentir un dolor moderado e hinchazón moderada y moretones que se disipan gradualmente en la primera semana después del procedimiento. El paciente debe descansar con la cabeza elevada, aplicar compresas frías en la cara y tomar los medicamentos según las instrucciones. Aunque son raras, las complicaciones pueden incluir hematoma, sangrado e infecciones de la piel si las incisiones no se tratan como es indicado.

Los resultados

Los resultados son visibles casi inmediatamente después del procedimiento. Una semana después de la intervención, después de que desaparecen la inflamación y los moretones, el paciente podrá ver todos los beneficios de la cirugía realizada y, en un período de tiempo de 1 a 3 meses, los resultados estarán completamente desarrollados y terminados  y, como tales, serán permanentes.

Si está pensando en someterse a una cirugía de lifting facial temporal, siéntase libre de programar una consulta durante la cual nuestros cirujanos plásticos y reconstructivos altamente calificados evaluarán su condición y escucharán los objetivos quirúrgicos deseados.

¡En Adecure cuidamos tu salud desde dentro hacia fuera!